domingo, 21 de julio de 2013

EL PENE PUEDE FRACTURARSE DURANTE LA PENETRACION

¿Se puede fracturar el pene?

Los médicos lo llaman fractura del pene. Es muy poco frecuente, una entre 175.000 (Farah y cols,1978).


 Aunque el  miembro masculino es el único entre las diferentes especies animales que no tiene hueso alguno, puede suceder, que se doble bruscamente acompañado de un crujido y seguido de un dolor bastante fuerte. La causa más frecuente es por una mala maniobra durante el coito; por ejemplo, que se salga bruscamente en la penetración, bien  porque no lo controle su partener  cuando está en cima, o por el excesivo ímpetu en la envestida.  También,  cuando  las partes -pene, vagina o ano, no están lo suficientemente preparadas y se fuerza la penetración. Se han dado casos en los que al levantarse dormido con el pene en erección, tropezara contra un obstáculo imprevisto. Otro, y más extraño, cuando experimentaba la masturbación fuera de lo común, o con objetos extraños. Casos curiosos e insólitos, como el que he leído por ahí, que no se si creérmelo: con una aspiradora doméstica, introduciendo su pene por el tubo de esta en marcha.

¿QUÉ ES PEYRONIE?

La enfermedad de Peyronie, es la induración de los cuerpos cavernosos del pene, que provoca que el pene en erección se curve, unas veces, hasta puede producir la rotura de la uretra. Suele ser producido por  las roturas de tejidos internos del pene, que posteriormente cicatrizarán, pero que, puede producir un torcimiento  exagerado del pene y el dolor en la penetración (dispareunia).
No confundir estas desviaciones con las típicas y muy frecuentes de penes ligeramente curvados hacia arriba o abajo, a derecha o izquierda; porque penes hay tan dispares como las formas de las narices. Cuando se habla de peyronie, se está refiriendo a  un torcimiento exagerado del pene por causas traumáticas, generalmente por unas prácticas sexuales inadecuadas.


¿Queréis saber un poco más sobre el pene?
Como sabéis el pene está constituido por un tejido cavernoso. Dos tubos que se hinchan y endurecen cuando con la erección se llenan de sangre. Y desde la base hasta el extremo, recubriendo la uretra, está el tejido esponjoso, que hará que el pene sea flexible y suave. Sobre todo en su extremo, conocido como el glande, cargado de terminaciones nerviosas extremadamente sensitivas,  donde está  el orificio uretral o meator. Este tipo de tejido facilitará la abertura y expulsión del semen u orina, según la función que se realice; nunca ambas a la vez. Curiosamente, la uretra masculina sirve para las dos cosas –expulsar el semen y orinar; mientras en la mujer, solo está para la  segunda función, aunque también hay mujeres que eyaculan.http://consultoriofrancis.blogspot.com.es/2013/07/eyaculacion-femenina.html
Todo un ingenio hidráulico. Un tejido cavernoso con compartimentos que encapsulan la sangre que entra a gran presión y que no puede salir gracias al tejido que lo recubre. Efectivamente,  tras una excitación sexual, el pene se endurece como si de hueso se tratara; un tejido esponjoso que también se hincha y recubriría todo el pene, con la función de proporcionar un acolchado protector de este, pero también, ayude a que la penetración sea suave.
¿Por qué en los animales, como el perro, y todos en general, tienen una parte ósea en el pene?

Desde la teoría evolucionista, se sospecha que la causa de que en el hombre no exista hueso (báculo*), es por las diferencias en el proceso de interacción sexual. Mientras que en los animales, el sexo es  preferentemente con fines reproductivos, el instinto de protección ante los otros, bien depredadores o sus otros congéneres rivales, lo que prima es la prisa por cubrir a la hembra y escapar. Por lo que esta parte de hueso ayuda a la penetración sin apenas erección. Luego, no hay preliminares a diferencia de la sexualidad humana, más divertida y placentera, que necesita del juego previo y no requiere de la rapidez animal.
Una curiosidad sobre  la copula en los perros
Pero, vemos que los perros se quedan enganchados cuando montan a la hembra. Es porque la vagina se retrae antes  que el pene del macho; lo cual hace que quede atrapado. Pero, este desfase ayuda a que el líquido seminal quede asegurado dentro de la hembra, ya que mientras permanecen enganchados, el perro sigue eyaculando.  
Diferencia entre cópula y coito
Lógicamente, nuestro sistema de fluidos requiere de un tiempo para  ponerse en marcha y de un saber recorrer el camino erótico antes de  la penetración. Luego, la gran diferencia está en saber distinguir  la cópula del coito. La velocidad, a penas treinta segundos para eyacular en la  vagina de la hembra con fines exclusivamente  reproductivos, es lo que llamamos copular. Mientras que el coito es algo exclusivo de los humanos; placentero y divertido, a la vez que reproductivo cuando se es fértil, y no se ponen los medios para evitarlo, o simplemente -porque se desea. Pero, que requiere de un proceso de estimulación e intercambio de caricias y demás afectos para que todo el entramado sexual se movilice y ponga en marcha.
Entonces, ¿por qué puede fracturarse el pene?
Pues bien, después de todo lo anterior, faltaría decir que el encapsulado sanguíneo lo proporciona la túnica albugínea, una capa flexible y gruesa que contiene la erección; esta evita que la sangre  que ha entrado procedente de la arteria dorsal del pene y las demás que recorren el cuerpo cavernoso, se diluyan y se pierda la erección.
 Cuando se quiere penetrar y no se  da en la diana. Cuando el pene tropieza o se sale bruscamente de la vagina y tropieza con el perineo, con hueso pélvico, etc., –cruje y puede producir una rotura de dicha túnica albugínea, con la consiguiente hematoma y posiblemente, con la aparición posterior de una torsión del pene en mayor  o menor grado, pero que es necesario  que en todos los casos descritos, lo revise el médico cuanto antes para que lo diagnostique y evalúe los posibles daños.

(*)En otras especies animales, el pene, e incluso el clítoris tiene una porción de tejido óseo llamado báculo ( Moalem, Sharon: 2009:54):
Los seres humanos son una de las pocas excepciones a la norma; incluso nuestros primos genéticamente más cercanos, los chimpancés, tienen un hueso peneano, igual que todos los primates, los gatos, los perros, los osos y las ballenas?
Moalen, Sharon. Las razones del deseo.(2009).Ariel.Barcelona





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada